martes, enero 12, 2021

Sequía

Secarse por dentro

Esperar a que todo pase

Quererlo con ganas

Intentarlo

Amar(te) como si fuera la primera vez. 

.........................................................................

Aprender a querer(nos) es nuestra lucha constante. 
Es luchar contra los monstruos
que se empeñan en volver,
una y otra vez.

Aprender a querer(nos) bien,
a aceptarnos
a desechar la idea de nosotros mismos
que nos ha arrastrado
hasta este momento,
porque, a veces, 
no somos como  
siempre nos han dicho.

A veces, hasta podemos ser,
nosotros mismos,
tal cual,
sin más.

Fíjate tú. 


11 comentarios:

  1. Secarse por dentro...uf que fuerte en todo sentido Meli.
    Y que poema tan desgarrador como alentador.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se hace necesario, para poder seguir. :)
      Muchas gracias, Bella!
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Es muy hermoso el poema, Quijio!!
    Se te echaba de menos.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! :)
      Tenía ganas de volver.
      Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  3. Conocernos y aceptarnos como somos es un buen punto de partida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Eso de aprender a querer no sé yo...
    Me suena a amor reciclado, de plástico.

    Es que el amor tiene que ser natural, si no es así es otra cosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.
      Pero, aprender a quererse uno mismo, a veces se convierte en asignatura para septiembre, y entonces, debemos aprender a hacerlo desde el principio.

      Un abrazo! :)

      Eliminar
  5. Tal vez querernos significa querer también a los monstruos que nos habitan. Es fácil querer la luz y no debemos olvidar que ésta no existe sin sombra.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy cierto Alís. Nuestros monstruos son también parte nuestra, a veces, casi más que la luz. Aprender a querernos también debería consistir en quererlos a ellos, y a aceptarlos, aceptarnos como somos.
    Gracias por tu mensaje.
    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  7. Buscar nuestro verdadero yo, aceptarnos con nuestros monstruos incluídos, es un desafío, pero creo que cuando escribimos nos acercamos más a lo que somos.
    Besos!

    ResponderEliminar