viernes, mayo 25, 2007

Último examen

Dentro de dos semanas tendré (espero) el último examen de la carrera. Mi último examen...Aún no me hago a la idea. El tiempo, en este último año, ha corrido más que nunca. Ahora tan sólo dos pequeñas semanas me separan del examen y la sensación de acojone va incrementando conforme pasan los días.

No es hacer el examen a lo que le tengo miedo (aunque si que acojona un poco, porqué negarlo...) si no todo lo que vendrá después. A partir de ese día, mi etapa en la universidad habrá terminado definitivamente.

Empiezo a sentirme como el protagonista de " El año de la garrapata", cuando termina la carrera y nada de lo que se encuentra es como esperaba. Y es que terminar la carrera, aunque es lo que todos esperamos cuando empezamos a estudiar, supone el dejar atrás la vida cómoda y relativamente fácil del estudiante universitario, supone enfrentarse al mundo de fieras que esperan con las garras bien abiertas a los pardillos como yo; supone el saber qué hacer con tu vida: seguir estudiando, encontrar trabajo, irte a aprender inglés al extranjero, hacer un máster, trabajar, (de qué, cómo, dónde,...)

Empiezas a plantearte dilemas de los, supuestamente, va a depender tu futuro, ese futuro que veías tan lejano y que ahora está revoloteando sobre tu cabeza como cuervo con su presa.

5 comentarios:

fernifunk dijo...

Suerte con ese examen y con ese mundo posterior lleno de fieras... de ahi esa frase de bienvenido a la jungla!

OaBy dijo...

Recuerda que lo importante es no aceptar la vida como venga, sino crearla tú. El futuro no es algo que está en el horizonte, es algo que se encuentra entre tus manos, en tu escritorio, en tu cabeza. El lugar es aquí, el momento es ahora.

Pitxi dijo...

Suerte con ese examen Quijo!!!!!, lo de despues ya vendrá no le des mas vueltas, no tiene sentido

Quijo dijo...

Gracias a los tres!!! Si, lo que tenga que venir ya se verá...ahora a currar!!jeje

Patricio Padilla Navarro dijo...

Vamos!!!!!, ojalá que nos cuentes lo bien que te fue en ese examen.

Saludos dede Chile, seguiré viniéndo a tu blog Quijo.