domingo, noviembre 25, 2012

¿Y si empezamos?

Ya han pasado algunos meses. La tristeza ha dejado de pesar. La melancolía no me acompaña a todos lados y el peso de no tenerte, ya no me agujerea el estomago. 

Ya no me haces sentir. Ya te alejé de mi corazón y de mi mente...

Me pregunto: "¿Y si empezamos?" Pero no puedo. Quiero seguir. Lo deseo más que nada. Continuar. Seguir con mi vida, como antes siempre hacía. En apariencia si que lo hago, pero por dentro...muero de miedo. ¿Volver a caer?¿ Más dolor? Son palabras que se meten en mi mente y me paralizan. Querer y no poder.

Deseo volver a empezar. Desde Cero. En otro sitio, con otra gente. Explotarme en mil pedazos y volver a comenzar. Pero este puto miedo no me deja seguir. Se me queda en la boca del estomago, en la punta de la lengua, en la sonrisa a medio hacer, en la mirada huidiza...Entonces, bajo los brazos, y pienso "Para qué?" y ese "¿Y si empezamos" se hace chiquito....hasta desaparecer.



4 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Oh no... Eso nunca, puede que la herida tarde algo en curar, pero hay que luchar por desaparecer el miedo. (qué dificel,sí, pero un miedo no permanece si no creamos cadenas de miedos.)

¿Para qué vivimos entonces? ¿Para estar encerrados?

Un fuerte abrazo!!

Ale dijo...

Ambos sabemos que el miedo paraliza, y es la peor compañía que podemos tener. Pero también es cierto que es natural que lo tengas, cada experiencia que vivimos nos deja marcas de las buenas y de las otras, de esas que queremos desterrar.

Creo que el miedo va a estar siempre, el tema es enfrentarlo, pero de a poco. No tenés por qué vivir una relación entera desde el comienzo, podés descubrir cosas pequeñas en alguien y en vos y disfrutarlas hasta que a vos sola te nazcan las ganas de algo más.

Es todo un proceso, que cada uno maneja como puede, pero no deprimas por el miedo porque no está mal que esté, ni bien; está, y para algo está. Sea para superarlo, para aceptarlo o para preguntarse por qué se encuentra ahí. De cualquier manera, de ese proceso único vas a salir. Quizás de la manera que menos imagines.

Fuerza melocotón!! te mando un beso grande :)

Vértigo dijo...

que esa pregunta se haga grande!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.