jueves, octubre 02, 2008

Decisiones


Pequeñas, grandes, transcendentales, sin importancia, te marcan, no influyen, cambian, retornas, empiezas, huyes, miedo, ganas, esperanza, ilusión, decepción, dudas, desesperación, ansiedad, impaciencia, alegría, emoción, cosquilleo, agujero en el estómago, pierdes, ganas, aprendes, te caes, te levantes, luchas, te paras, piensas, vives, sientes...

Las decisiones nos traen todas están y más emociones y sentimientos. Cuando nos adentramos en el inicio de una decisión algo en nuestro interior se va gestando mucho antes de que nosotros mismos nos demos cuenta. Nos atrapan y nos trae muchas emociones que podemos sentir incluso en un mismo momento. Cambios que nos hacen mejorar, que nos llevan al pasado o hacia un futuro mejor, nuevas historias que vivir, caminos que se separan, ciclos que se cierran y abren otros.

Todos los días tomamos decisiones constantemente, la mayoría de ellas de forma inconsciente. Otras nos dejamos llevar por la pasión, otras la razón se implanta en nuestras sienes...Somos un constante fluir de decisiones que para bien o para mal nos marcan de una forma u otra. No todas las decisiones que tomemos van a influir en nosotros, pero sí nos van a afectar de una pequeña forma.

A veces nos amparamos en que las decisiones que tomamos estaban escritas, quizá para dar mayor apoyo a lo que pensamos o hemos hecho, o quizá de alguna forma sea cierto. Lo que está claro es que decidir es todo un lujo que sólo algunos podemos tener. Decidir supone, al menos contar con dos opciones diferentes, con las que poder jugar a volver a empezar, a sentir, a llorar, a vivir.

En otras ocasiones no sabemos que decisión tomar ( en mi caso el 80% de las veces) y entonces la duda y la inseguridad se apodera de nosotros y es aquí cuando Paulo Coelho tiene toda la razón cuando dice que "Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sentimientos es no saber qué decisión tomar". En estos casos tenemos que atrevernos, porque si una cosa es cierta es que "quién no arriesga no gana".

7 comentarios:

TUITA dijo...

La Duda es muy mala jajja Pero creo que en el fondo sabemos cualquier el camino correcto.

Quijo dijo...

creo que si que lo sabemos, pero es el miedo y no la duda lo que nos hace estancarnos...no?

TUITA dijo...

El miedo es un concepto que hace sembrar la duda. Por lo que debemos, buscar en nuestro interior y dejar al lado el miedo y econtraremos la decisión correcta.

Quijo dijo...

¿cómo se deja de lado al miedo?

TUITA dijo...

Pensando que las cosas no son imposibles, que eres capaz de conseguir lo que te propongas, que no eres menos que nadie, cabe la posibilidad de que no lo consigas, pero que por ello no se hunde el mundo... Ayer mismo me dijeron " vale más la voluntad y la cabezonería, que lo que uno pueda hacer físicamente", es decir, a veces todo es mental. No me refiero a la fe, sino a la creencia en uno mismo y en las posibilidades que uno cree tener. Así se deja el miedo a un lado.

Miguel Schweiz dijo...

Ajá, lo mismo que dijo Bertrand Russell: "Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar."

Quijo dijo...

Miguel, eso es. En eso consiste la esencia, Si lo supierramos....¿qué sentido tendría?