miércoles, agosto 23, 2006

Escritor:¿remiendas mi corazón?


"¿Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?"

Cuando escribimos necesitamos dejar plasmado lo que ocurre en nuestro interior, necesitamos poder palmar con nuestras manos lo que sentimos, poder devorarlo con los ojos, con el corazón.Necesitamos sacarlo de las entrañas.

Hay ocasiones en que la magia hace acto de presencia y nuestra mano empieza a fluir, se mueve sola, como si alguien la estuviera dirigiendo. En este preciso instante, las ideas van y vienen, la mano no puede detenerse. Todo se convierte en un baile incesante en el se encuentran: la mano, el lápiz y las hojas, que todavía esperan vacías y en silencio.

Escribir es una de las mejores curas contra las enfermedades del corazón,(y contra algunas otras). Escribiendo puedes hallar la respuesta que buscabas o incluso,la que no pretendías encontrar, puedes reinventar tu historia, y hasta la historia de la humanidad.-¿Qué más se puede pedir?-.
Y aunque solo sea eso, pura ficción, escribir cura, sana corazones y nos deja una huella profunda, muy díficil de borrar.

Ser escritor es lo más parecido a ser remendero, de los que "curan" zapatos, y cualquier objeto que aparentemente ya no sirva. El escritor tiene la capacidad de curar, con mucha más modestia que un médico, pero igual de necesario.El escritor, sin duda,remienda corazones.

No hay comentarios: